AUTO-EDUCÁNDOME, EDUCO

Actividad holística y vivencial  dirigida a padres

madres, tutores , docentes, educadores y toda persona interesada

Ejemplos de algunos temas que se trabajan en

la actividad “Auto-educándome, educo” :

  • El hecho de ser educador: Un paseo por los temas más importantes en la educación de un niño, niña, joven y adulto.

A veces "etiquetamos" más de lo necesario cómo son los niños, niñas, jóvenes y adultos  de hoy. Hacerse cierto tipo de preguntas abre nuestra mente a un abanico de posibilidades y nos puede permitir ver las situaciones desde otros puntos de vista más enriquecedores y sobre todo, más efectivos. La autocrítica y el cuestionarse las propias verdades es el paso previo para un auténtico crecimiento.

  • Nuevos perfiles de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos de hoy: Rasgos que los diferencian de otras generaciones y cómo podemos comprenderlos y entenderlos mejor.

Es un hecho indiscutible que los niños, niñas y jóvenes de hoy tienen unas peculiaridades que en otras épocas no se tenían. Para poner un ejemplo actual, algunos padres y madres y educadores, a veces se sienten con los niños como si alguien les hubiese regalado un aparato electrónico de última generación, maravilloso, pero que no saben muy bien como hacerlo funcionar y sacar el máximo beneficio a todas sus funciones. Y este fantástico “aparato” se siente desaprovechado e incomprendido!!

  • Niveles implicados en el desarrollo integral de la persona. Inteligencias múltiples: qué son y cómo estimularlas en los niños, jóvenes y adultos.

El desarrollo integral de la persona implica atender de forma armónica e integrada los siguientes ámbitos: físico, emocional, cognitivo,  estético-creativo, energético-intuitivo, social, multicultural, ecológico, ético y espiritual. Dicho trabajo está muy relacionado con las llamadas “inteligencias múltiples”. Afortunadamente, en los últimos años ha cambiado el concepto estático y academicista de inteligencia que teníamos en nuestra educación tradicional.  Aprenderemos a reconocerlas en nosotros mismos y en los niños/as y jóvenes y veremos cómo poderlas estimular.

  • Educación corporal. Aprender a escuchar mi cuerpo.

 

Todo proceso de crecimiento integral saludable requiere como base, sí o sí estar enraizados en nuestro cuerpo físico, sintiéndolo, siendo conscientes de él., Nuestro cuerpo nos habla a través de los síntomas, de la forma como nos movemos y respiramos. El cuerpo es nuestro mejor compañero. ¿Le ofrecemos el respeto y cuidado que merece y requiere? 

  • Educar en las emociones: reconocerlas y gestionarlas de forma saludable y creativa.

Atender y desarrollar la inteligencia emocional en niños, jóvenes y adultos es fundamental para dirigir nuestra propias vidas, crecer saludablemente, conocernos mejor y poder mantener relaciones óptimas y enriquecedoras con los demás.

Asimismo, es importantísimo aprender técnicas eficaces y fáciles de aplicar en uno mismo/a y en espacios familiares y educativos, para liberarnos del estrés, uno de nuestros acompañantes más habituales en estos días.

  • Educar de forma consciente desde el amor o educar desde el miedo.    ¿Desde dónde estamos educando habitualmente?

Entrenarnos a vivir en un estado de presencia consciente, abrazando nuestra vulnerabilidad, sanando nuestras heridas y confiando en los propios procesos, es fundamental para vivir de forma serena y dichosa, fluyendo con el carácter dinámico de la vida, sin quedar atrapados  en la necesidad de control de nuestra mente, en nuestras formas automatizadas de funcionar, ni en nuestros miedos anticipados que proyectamos en nuestros hijos/as, alumnos y demás personas.

  • La resistencia al cambio. 

El automatismo, el miedo, la falta de confianza en uno mismo/a y en el proceso de la vida, la pereza, ... hacen que de forma muy habitual se aplique aquello de "más vale malo conocido que bueno por conocer". Es importante utilizar técnicas y procedimientos que nos ayuden a ir sustituyendo todos aquellos hábitos que ya no nos son útiles o convenientes, por otros que nos faciliten vivir y crecer de forma más saludable, plena y dichosa. 

  • Mejorar la forma de comunicarnos: Identificar cuál es nuestro estilo comunicativo predominante y practicar la asertividad.

A veces no somos suficientemente conscientes de cómo es nuestra forma de comunicarnos: o no sabemos poner límites a las demandas excesivas de los demás, o nos mostramos agresivos sin motivo. El punto de equilibrio es la asertividad: expresar nuestros derechos sin violar los derechos ajenos. Y ello …., se puede aprender.

  • Consciencia social : Práctica de las habilidades sociales.

Teniendo en cuenta que vivimos en sociedad, el desarrollo de la inteligencia interpersonal es fundamental para relacionarnos de forma empática, constructiva y enriquecedora entre nosotros, facilitando la convivencia. Hemos de ser conscientes que necesitamos de un medio social armónico y saludable para crecer y desarrollarnos de forma óptima y que el conseguirlo nos involucra a todos/as, sin excepción.   ¿Estamos aportando en nuestro ámbito social, nuestra genuina maestría? 

  • Resolución óptima de conflictos.

Mientras vivamos siempre nos encontraremos con algún tipo de conflicto. La solución no está en desaparecer o esconderse o engrandecerlo, sino en conocer las herramientas que nos permiten resolverlo de forma constructiva.

  • El fracaso como fuente de aprendizaje.

Todos los personajes exitosos reconocen el valor de sus fracasos. Los buenos especialistas en educación recomiendan una cierta dosis de fracaso como parte importante del aprendizaje. La propia vida nos muestra que el éxito va siempre cogido de la mano del fracaso. Entonces, ¿por qué pretendemos que los niños y jóvenes no fracasen nunca? ¿Por qué los reñimos cuando algo no ha salido como esperábamos? Afrontaremos este tabú de nuestra sociedad y cultura y quizá descubramos que el fracaso es un gran maestro.

  • Fomentar la creatividad.

Este debería ser uno de los principales objetivos del ser humano. Como dice Ken Robinson, todos somos superdotados en algo y la cuestión es descubrir en qué.          La innovación es el futuro, los problemas se resuelven con ideas creativas. Si fomentamos la creatividad en los niños, jóvenes y adultos, les estamos dando la herramienta para saber desarrollarse en cualquier lugar.

  • Desarrollar la consciencia ecológica.

La Tierra y todos los seres vivos que la pueblan son nuestro sostén​. Son  quienes nos abastecen y permiten nuestra supervivencia. Nuestra preciosa Tierra es quien nos permite vivir  nuestra experiencia como seres humanos. ¿Estamos realmente siendo dignos como especie de vivir en este bello y esplendoroso planeta azul?

  • El sistema familiar: dinámicas ocultas.

La familia es un sistema. A veces no somos conscientes de que hay o ha habido hechos que han tenido un gran impacto en las relaciones familiares y que todavía están pendientes de resolver. Muchas de las conductas de los niños y jóvenes pueden ser un reflejo de ello. Saberlo puede mejorar bastante la comprensión que tenemos de niños y  jóvenes y de las interacciones que se dan en el sistema familiar.

  • Educar desde la abundancia o desde la carencia. La inteligencia financiera.

Vivir en la sociedad que vivimos implica manejar constantemente el dinero. Pero, ¿alguien nos ha enseñado alguna vez a manejarlo? Dicho tema está muy ligado y condicionado por aspectos como nuestras creencias, emociones y valores. Es importante atender este tema teniendo en cuenta que el dinero es nuestra herramienta de intercambio en los servicios que unos a otros nos ofrecemos.

  • El cuento como herramienta fundamental en la educación.

Pensamos que explicar un cuento es solamente un entretenimiento. Los cuentos son recursos puntales de la educación, porque las ilustraciones, las historias, los temas que tratan y la forma de explicarlos conforman la mente de los niños, jóvenes y mayores.

Los podemos aprovechar para estimular su inteligencia, integrar valores, fomentar la creatividad y el cooperativismo, …

Y más temas de interés!!

“Lo que cambia nuestro planeta es la consciencia. Lo que cambia la consciencia es

la educación.”

Belén Gabriel  y Gianella Legnani  

Facilitadoras en Salud y Educación Holísticas. - Investigadoras y practicantes de técnicas cuánticas para el despertar de la conciencia.

Creadoras de QUIENSOY 

CONTACTO